Encuentran el cuerpo de una menor en la zona de búsqueda de las niñas desaparecidas en Tenerife

Avanzada la tarde, se informaba de que el cadáver, halado a mil metros de profundidad, en el interior de una bolsa de deportes amarrada a un ancla, parecía ser el de Olivia, de 6 años.

974
Archivo - Efectivos policiales durante la búsqueda de Tomás Gimeno y sus hijas en Santa Cruz de Tenerife - Europa Press - Archivo

La Delegación del Gobierno en Canarias ha informado de que este jueves, 10 de junio, ha sido hallado un cuerpo sin vida, aparentemente de una menor, en la zona de búsqueda de las niñas desaparecidas en Tenerife. Este hecho ha sido ya comunicado a la madre y a la familia de las menores.

Anna y Olivia, las niñas de 1 y seis años cuya búsqueda no ha cesado en ningún momento, desaparecieron en Tenerife el pasado 27 de abril, después de que su padre, Tomás Gimeno, no se las devolviera a su madre a la hora convenida.

Los trabajos de rastreo de la Guardia Civil continúan en el lugar en el que se encontró la embarcación de Gimeno a la deriva, a una milla náutica del puerto de Guimar. “Por respeto a la familia y al procedimiento judicial, hay que esperar a lo que determine la autoridad judicial sobre la identificación del cuerpo”, explicaba la Delegación del Gobierno canario.

El cuerpo encontrado en aguas de Tenerife es el de Olivia

Posteriormente, ya avanzada la tarde, trascendía que la magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güimar había practicado en el Instituto Anatómico Forense de Tenerife, en La Laguna, el levantamiento del cadáver, que correspondía a una niña de en torno a los seis años. Aún a falta de pruebas médico forenses más determinantes, la agencia Europa Press informaba de que dicho cuerpo “podría corresponder, prácticamente con toda seguridad, a Olivia Gimeno”.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) citadas por dicha agencia, el cuerpo fue hallado por el robot del buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’ a mediodía de hoy, a unos 1.000 metros de profundidad y a unas tres millas de la costa tinerfeña. Se encontraba en el interior de una bolsa de deportes amarrada a un ancla.

Junto a ellas se encontraba otra bolsa de deportes vacía. El cuerpo fue trasladado a tierra sobre las 18.00 horas y llevado al Anatómico Forense para el levantamiento. El ‘Ángeles Alvariño’ continúa su rastreo en la zona. En el momento de escribir estas líneas aún se estaba a la espera de nuevas noticias.