El Instituto Andaluz de la Mujer atendió a un 60% más de víctimas de violencia sexual en la provincia en 2020

El centro provincial en Cádiz atendió a un total de 101 personas el pasado año, frente a las 63 de 2019

22
El centro de la Mujer en Cádiz capital.

El Centro Provincial de la Mujer de Cádiz del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) atendió a un total de 101 víctimas de violencia sexual en la provincia de Cádiz durante 2020 a través del Servicio de información jurídica, asistencia legal y atención psicológica para mujeres víctimas de violencia sexual y abusos sexuales, lo que supone un aumento del 60,31% con respecto a 2019, cuando se dio apoyo a 63 mujeres.

En concreto, de las 101 víctimas que han recibido asistencia 24 acudían por primera vez al IAM en busca de ayuda, un 23,76% del total, y 77 eran usuarias con entrada en periodos anteriores. Además, se ha dado cobertura a 16 familiares, sumando un total de 117 personas atendidas en el programa.

El Servicio de información jurídica, asistencia legal y atención psicológica para mujeres víctimas de violencia sexual y abusos sexuales se configura como una red de atención especializada y gratuita a las mujeres víctimas de violencia sexual en Andalucía. Las usuarias son mujeres, mayores de 18 años, con domicilio en Andalucía, que hayan sido víctimas de violencia sexual o abusos sexuales; así como adolescentes mayores de 16 años y que demanden la asistencia legal las personas que actúen como sus representantes legales.

En el año 2020 la atención de estas 101 mujeres en Cádiz ha supuesto la realización de 921 actuaciones en las dos áreas de intervención: la jurídica, con 381 actuaciones; y la psicológica, con 540 actuaciones. Además, se han logrado cuatro sentencias condenatorias.

La intervención jurídica comprende el asesoramiento legal a las mujeres víctimas de violencia sexual, y la asistencia jurídico-procesal, entre otras actuaciones, el servicio realiza el acompañamiento a la declaración de la víctima, al médico/a forense, comparecencias y atenciones en dependencias judiciales, preparación de escritos de alegaciones, escritos de acusación, recursos, oposición a la libertad del presunto agresor, alegaciones en ejecución de sentencia, representación en juicios, recursos, etc. Mientras tanto, la intervención psicológica comprende orientación, sesiones terapéuticas, intervención psicológica en crisis, terapia individual, de grupo, evaluaciones psicológicas e informes.

La asesora provincial del programa del IAM, Celia Mañueco, ha destacado que el servicio de violencia sexual ha contado durante 2020 con cinco usuarias nuevas menos con respecto al año anterior, 24 frente a 29, debido al confinamiento domiciliario y las distintas restricciones de movilidad a causa del estado de alarma por el avance del COVID-19 en España.

Los abusos y agresiones sexuales son un grave problema que lejos de desaparecer se siguen produciendo en todos los ámbitos sociales y se van transformando dando lugar a nuevas formas de la violencia sexual. Los fines de semana y los espacios lúdicos de diversión entrañan para las mujeres un mayor riesgo de sufrir violencia sexual”, ha señalado Mañueco.

“Los efectos que este tipo de violencia tienen sobre la salud física y psicológica de niñas y mujeres. Por ello, este servicio especializado es tan importante para la recuperación total de estas mujeres y niñas, ya que nuestro objetivo es que se conviertan en supervivientes de la violencia sexual”, ha añadido.

En Andalucía el IAM ha atendido a 812 mujeres, un 33,33% más que en 2019 cuando este servicio dio apoyo a 609 víctimas. En concreto, de las 812 mujeres atendidas un total de 275 eran usuarias nuevas. Además, se ha dado cobertura a 106 familiares, la mayoría de ellos madres de las víctimas; con lo cual se ha prestado apoyo a cerca de un millar de personas (918).