Echar la Primitiva o ir a la ITV: esto empieza a parecerse a lo de siempre

74
Una mujer en un despacho de loterías, en una imagen de archivo.

Terrazas y tiendas abiertas. Parece que la Fase 1 de la desescalada llega a nuestras vidas con dos retornos fundamentales para nuestra vida social: volver a tomar un café o una cerveza al aire libre y practicar el noble ejercicio de dar una vueltecita por las tiendas a ver qué hay. Pero nuestra querida Fase 1 es mucho más que eso, y buceando en el farragoso mar del Boletín Oficial del Estado (BOE) nos encontramos con otras actividades, más o menos cotidianas, que vuelven a colocarse en nuestra agenda diaria.

A los ya consabidos permisos de abrir terrazas (al 50% del aforo), y tiendas con una superficie menor de 400 metros cuadrados; esta primera etapa de progresiva normalización incluye también la apertura de los concesionarios de automóviles, lo que permitiría acudir a esa revisión pendiente; concluir esa compra que no se llegó a firmar o, incluso, plantearse la posibilidad de adquirir un nuevo vehículo.

Y si tu coche tiene cumplida la ITV (Inspección Técnica de Vehículos), el Gobierno autoriza desde mañana la apertura de las estaciones de ITV. Una buena oportunidad para poner al día la inspección ahora que las autoridades permiten la circulación entre municipios de una misma provincia.

El regreso de los hoteles y el turismo activo

Mañana tienen el visto bueno para abrir sus puertas los centros de jardinería y viveros; los despachos de loterías y apuestas del Estado; los centros destinados a gestionar los servicios sociales y a atender a personas con discapacidad; las bibliotecas (todas, incluidas las universitarias); los museos y otros centros culturales.

Los hoteles también volverán a hospedar a clientes, aunque no podrán hacer uso de las zonas comunes y tampoco atender a ninguna persona que no esté ya hospedada.

Los lugares de culto volverán a estar abiertos a sus fieles y el número de personas que pueden acudir a los velatorios aumenta a 15 en el caso de que se trate de un lugar al aire libre, y 10 si es un espacio cerrado.

Y para los aficionados al turismo activo, la Fase 1 autoriza la apertura de las empresas dedicadas a prestar servicios relacionados con el turismo de naturaleza, aunque siempre que la actividad prevista no reúna a un número mayor de 10 personas.