Una ruta para chuparse los dedos

60
Caracoles al poleo y en tomate.

Nos ha dejado sin Semana Santa, sin ferias, nos ha impedido disfrutar de la familia, los amigos, de los bares y de la primavera, pero el coronavirus no ha podido con algo tan típico como los caracoles. Muchos bares del Campo de Gibraltar, aprovechando la tregua de la fase 0 de la desescalada, han comenzado estos días a vender a domicilio o para recoger. 8Directo nos vamos de ruta por algunos de los establecimientos más típicos de la comarca donde sirven este manjar de temporada.

BAR DIONI

Uno de los más famosos caracoles de Algeciras se encuentra en el Casa Dioni, en la calle Sevilla. “La temporada de los caracoles hay que aprovecharla, nos salva”, asegura José Serrano es el propietario, hijo de Dionisio, que abrió el bar Alhambra a mediados del siglo pasado.

🐌 El tradicional bar Dioni comienza hoy la temporada de caracoles con la venta para recoger.

Publicada por ElEstrecho.es en Jueves, 7 de mayo de 2020

Nos cuenta que al día hace entre 50 y 80 kilos de caracoles para una clientela muy fiel y que el pasado jueves, en el primer día de apertura, no dejaba de acercarse a las puertas del pequeño bar a recoger su pedido. Desde el lunes espera ya poder abrir la terraza con la incertidumbre de qué va a pasar en pleno estado de alarma pero tentándonos con sus típicos caracoles al poleo, las cabrillas en tomates ‘picantonas’ y en salsa de almendra.

BAR PESCADORES

En las barriadas algecireñas hay muchos bares que durante mayo y junio se dedican a servir caracoles. El bar Pescadores, uno de esos establecimientos que suele llegarse durante estos meses, ya lleva unos días vendiendo “para la calle” ollas y ollas de esta especialidad de la casa.

🐌 Tiempo de caracoles. Visitamos el Bar Pescadores Algeciras, uno de los clásicos de este típico producto. Noelia nos cuenta cómo ha arrancado esta temporada diferente.

Publicada por ElEstrecho.es en Jueves, 7 de mayo de 2020

Noelia, camarera e hija del propietario, explica que este año se han atrevido con el reparto a domicilio, además de la venta para recoger; todo eso a la espera de que pueda abrir el comedor y su solicitada terraza superior. “Hemos empezado con lo que todo el mundo nos pedía a grito: nuestros caracoles”, apunta.

BAR LUCAS

El Bar Lucas es todo un icono en La Línea de la Concepción. Mariana cuenta que lleva 42 años vendiendo caracoles y, a pesar del coronavirus y el miedo, este año no ha querido faltar a su clientela. Los vecinos disfrutan desde hace unos días de sus raciones de sus típicos caracoles y también de sus tapas.

🐌🐌🐌Disfrutamos de unos buenos caracoles del Bar Lucas

Publicada por La Calle Real en Miércoles, 6 de mayo de 2020

Por ahora, ya está vendiendo a domicilio y para recoger en el establecimiento sus solicitados caracoles al poleo o en salsa, a la espera de poder abrir su terraza. “Hacemos dos ollas por la mañana y dos por la tarde, no paramos”, comenta la propietaria del bar de la calle Pirineos de La Línea.

CAFETERÍA MARIBEL

La Cafetería Maribel, en la Estación de San Roque, es uno de esos templos de los caracoles que no puede faltar. “El telecaracol va a acabar conmigo”, comenta con gracia Maribel, que calcula que hace 60 kilos al día.

🐌🐌🐌Disfrutamos de unos buenos caracoles de Cafetería Maribel

Publicada por SANRÓPOLIS en Miércoles, 6 de mayo de 2020

Su especialidad son los caracoles en una salsa que es una una receta familiar, de su suegra. Su hijo y a su marido los lava, uno de los pasos más importante a la hora de elaborar este producto. “El teléfono echa candela”, expresa mientras vigila las grandes ollas.

Estos son solo cuatro ejemplos en el Campo de Gibraltar, cuatro posibles paradas de una ruta para chuparse los dedos. ¿Cuáles son tus favoritas?