Así es el plan de desescalada del Gobierno hacia una “nueva normalidad”

500

España se encamina a una “nueva normalidad”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado un plan de desescalada del estado actual que comenzará el 4 de mayo y que contará con cuatro fases que alargará este periodo de transición hasta finales de junio. Podrá aplicarse a un ritmo diferente en cada territorio según el estado de la pandemia del COVID-19 en cada uno de ellos.

El presidente del Gobierno ha anunciado en rueda de prensa un plan para la transición hacia una “nueva normalidad” aprobado por el Consejo de Ministros que, advierte, será “gradual, asimétrica (distinta en cada territorio según la situación de la pandemia) y coordinada.

De esta forma, el Gobierno ha planeado cuatro fases durante las que se prohíbe la movilidad entre provincias e islas.

La fase 0 comenzará el 4 de mayo y, entre otras cosas, conllevará:

  • El uso de las mascarillas será altamente recomendado en el transporte público hasta la “nueva normalidad”.
  • Apertura de locales con cita previa para atender a los clientes, como restaurantes con servicio de comida para llevar a domicilio sin consumo en el local y con máxima protección.
  • Entrenamientos individuales de deportistas profesionales.
  • Preparación de los locales públicos para la fase 1.
  • Todo esto se sumaría al permiso para menores puesto en marcha ya el pasado fin de semana y para que los adultos puedan salir a pasear o a hacer deporte a partir de este sábado.

La fase 1 comenzará el 11 de mayo, siempre y cuando la situación epidemiológica esté dentro de los parámetros previstos y podrá ser antes o después según el territorio dependiendo de los marcadores epidemiológicos. En cualquier caso, conllevará:

  • Apertura del pequeño comercio “bajo condiciones estrictas de seguridad”, con horarios preferentes para mayores 65 años; no incluye centros comerciales y grandes parques comerciales.
  • Reanudar la actividades de los sectores agroalimentario y pesquero.
  • Apertura de la restauración de terrazas con restricciones como una ocupación del 30%; y apertura de hoteles y alojamientos turísticos, excluyendo zonas comunes. Todas ellas con restricciones.
  • Abrir los lugares de culto limitando un tercio el aforo.
  • Apertura de centros de alto rendimiento y entrenamientos de ligas profesionales.

La fase 2 prevé el Gobierno de España que se inicie quince días después del anterior si se cumplen los parámetros de la pandemia. Bajo esta fase intermedia se permitirá:

  • En la restauración, apertura de los espacios interiores con una ocupación de un tercio del aforo y garantías de distanciamiento.
  • El curso escolar comenzará en septiembre, pero en esta fase segunda se ha establecido excepciones: actividades de refuerzo, clases para menores 6 años en caso de que ambos padres tengan que trabajar presencialmente; y para celebrar la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU).
  • Reapertura de cines y teatros con limitación de un tercio de su aforo y butacas preasignadas. También museos y salas de exposiciones.
  • Se permitirán actos culturales de menos de 50 personas en espacios cerrados con un tercio de aforo y, si es al aire libre, aquellos que congreguen a menos de 400 personas, siempre y cuando sean sentados.
  • Lugares de culto tendrán que estar al 50%.
  • Permiso para la caza y pesca deportiva.

Por último, la fase 3 será la previa a la denominada “nueva normalidad”, aún por definir, y entraría en vigor 15 días después de la fase anterior. Esta fase avanzada significaría:

  • Flexibilizará la movilidad general con uso de mascarilla recomendado fuera del hogar y en el transporte público.
  • Apertura de de los comercios al 50% y una distancia mínima de dos metros.
  • En la restauración se relajará las restricciones de aforo pero no la separación entre el público.

Estos son “algunos casos ilustrativos”, pero el Gobierno prevé publicar próximamente todos los supuestos, normativas y detalles a cumplir en cada una de las fases de este plan.

Todas estas fases tendrán una duración mínima de dos semanas, que es el periodo medio de incubación del coronavirus. Esto significa que, en el mejor de los casos, la etapa de desescalada tendrá una duración mínima en cada territorio de 6 semanas, un mes y medio, y la máxima, “en caso de que todo transcurra como está previsto”, de 8 semanas en todo el territorio español. A finales de junio se entraría en la “nueva normalidad”.

Según Pedro Sánchez estas decisiones se han tomado “las principales experiencias internacionales, la opinión en el ámbito científicos, social y empresarial, y después de mantener contactos con las administraciones autonómicas, provinciales y locales”.

Rueda de prensa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Rueda de prensa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Publicada por ElEstrecho.es en Martes, 28 de abril de 2020

Para llevar a cabo todo este programa de desescalada, Pedro Sánchez ha anunciado que pedirá en el Congreso una nueva prórroga del estado de alarma para otros 15 días y que entrará en vigor cuando concluya la actual el próximo 10 de mayo. No obstante, no ha aclarado si solicitará sucesivas prórrogas hasta finales de junio.