El número de jóvenes con problemas con el juego y las apuestas crece en la comarca

0
88

El juego como negocio ha logrado el objetivo de modernizarse para llegar a las nuevas generaciones. El perfil de las personas que deciden solicitar ayuda se ha trasformado en los últimos años y cada vez es de menor edad y tarda menos en “tocar fondo”. La asociación de Jugadores de Azar en Rehabilitación del Campo de Gibraltar (JARCA) apunta que un 20% de los que ha demandado tratamiento en 2019 tiene entre 20 y 30 años. Esos son los que acuden pero los miembros de las asociaciones alertan de que el problema está mucho más extendido entre los jóvenes.

JARCA ha abierto este año ya 47 expedientes entre jugadores (24) y familiares colaboradores en el tratamiento (23), lo que asciende a un centenar de tratados por la asociación campogibraltareña. Un 20% de los nuevos usuarios en tratamiento tiene entre 20 y 30 años, mientras que hay casi un 9% que son menores de 20. Los jóvenes con problemas con el juego se acercan en número a la franja de edad que hasta ahora se veía más afectada: de 40 a 50 años, que supone un 28% de los tratados por esta asociación. De 50 a 60 es el 17% y, más de 60, apenas el 6%.

“El perfil del demandante al tratamiento ha ido cambiando a lo largo de los años, sobre todo con el avance de la sociedad y el acceso ilimitado a las nuevas tecnologías”, expresa el informe elaborado por Mayra Fernández, psicóloga de Jarca. Los adictos virtuales suponen un 27,27% de los expedientes iniciados en el presente año en la comarca. Según estudios a nivel nacional, la adicción a los juegos online ha aumentado un 50% en los últimos años.

El informe de JARCA detalla que el perfil del demandante de ayuda habitual era un varón de entre 40 y 60 años, con una historia en el inicio en el juego temprana en las máquinas tragaperras, bingos o casinos, con consecuencias económicas y familiares elevadas, manteniendo la problemática oculta durante una media de 5 a 10 años. En los últimos cinco años la edad de inicio de la demanda al tratamiento por problemas con el juego ha descendido alarmantemente, siendo los más frecuentes las apuestas deportivas, el póker y otras plataformas online. Además, el problema tiene una evolución más rápida, de uno a dos años, “tocando fondo más rápido”.

“Hay muchos jóvenes con problemas que no lo ven porque son juegos aceptados socialmente, vinculados al deporte”

“Hasta ahora, los que acuden a nuestra asociación a pedir ayuda es porque están ya con un problema económico grande y no tienen más remedio. Hay muchos menores y padres a los que aún no les han saltado el problema o no lo consideran grave porque hay juegos que son muy sociales, que se ve como algo normal y que está vinculado al deporte”, declara el presidente de Jugadores de Azar En Rehabilitación del Campo de Gibraltar (JARCA), David Díaz.

“Es un tipo de juego que está atacando a los jóvenes y no hay ningún pudor ni miramiento a la hora de regular; no existe una regulación publicitaria en condiciones, estás viendo un partido de fútbol y hay anuncios sobre casas de apuestas, los equipos de fútbol o jugadores famosos lo anuncian”, afirma.

Otra preocupación son los establecimientos que no paran de abrir, salones de juegos modernizados alejados de los clásico, con pantalla grandes, emisión de partidos y máquinas que facilitan la apuesta. En Algeciras y en otros puntos de la comarca han proliferado en los últimos años. “Hay muchos que se abren cerca de institutos, centros de ocios, polideportivos… Ponen a los jóvenes el caramelito cerca”, apunta David García.

“Hay muchos establecimientos de juegos que se abren cerca de institutos, centros de ocios, polideportivos… Ponen a los jóvenes el caramelito cerca”

“Llevamos tiempo pidiendo que se ponga pie en pared, pero es un negocio que genera mucho dinero y rehabilitar a una persona no es rentable. Dejaron de anunciar el tabaco y a advertir de sus peligros cuando el dinero que le costaba al estado por curar a la gente era mayor que el beneficio de los impuestos”, denuncia Díaz. En 2018 Hacienda recaudó más de 25,6 millones de euros procedentes de las tasas del juego, físico u online.

David Díaz aconseja a los padres “estar muy encima” de sus hijos y que traten de alejarles de los online y las apuestas deportivas, incluso aunque el nivel de apuestas sea menor. En JARCA pretenden llevar a cabo charlas en los colegios, institutos y a padres a través de las asociaciones de vecinos como medida de prevención hacia las nuevas tecnologías, los nuevos modelos de apuestas y juegos, dar pautas y consejos. Frente a eso, se quejade que los centros de rehabilitación para personas con problemas o familiares cada vez reciben menos asignaciones con las que trabajar.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here