“Tiojimeno empezó como un blog y se convirtió en un medio de información y debate local”

0
251

Maestro escuela con querencia al periodismo, bloguero compulsivo, chirigotero, cinéfago, melómano y aficionado a los cómics. Cateto vocacional y ahora urbanista primerizo. Así se define Ricardo Gómez, ‘el hijo de Carrillo’ para los más allegados y ‘el tiojimeno’ para todos los vecinos de Jimena. 

José Ricardo Gómez Liñán ha dedicado toda una vida a la educación de adultos. Jimenato de los pies a la cabeza, siempre se ha implicado de lleno en la vida social y cultural de este municipio desarrollando proyectos de todo tipo, incluidos los de prensa escrita, digital y radio. En 2007 puso en marcha el blog Tiojimeno, convirtiéndose en precursor de este tipo de contenidos digitales y llegando a ser referente informativo para los vecinos de Jimena con más de 50 mil entradas, miles de textos, fotos, vídeos y archivos sonoros. El historiador y cronista oficial de Jimena, José Regueira, llegó a referirse a Tiojimeno como la verdadera enciclopedia jimenata. 

Ricardo, el ‘tiojimeno’, se ha tirado media vida con la tiza, un micrófono y un teclado en las manos. Y sigue con ello.

Empecemos por el principio. ¿Cómo recuerda su infancia y adolescencia en Jimena?

Nací en 1961 en la calle San Francisco, en el seno de una familia humilde, en una época en la que, si ya no se pasaba hambre, aún teníamos grandes necesidades. De niño éramos los “itos”, Ernestito, Miguelito y Ricardito, y luego estaban los mellizos, Cayetano y Juan. Toda una pandilla. Siempre con una pelota en los pies. La adolescencia la recuerdo como una etapa feliz, en el colegio Reina de los Ángeles y luego en aquel primer instituto homologado de Jimena. Fuera del colegio recuerdo la relación con aquellos personajes de la época como Luís Vallecillo o Juan José Olite. Con ellos comencé en el 77 el primer Tiojimeno de papel que años después dio nombre a Tiojimeno digital y a ese nick con el que se me reconoce en Jimena. Fue una época de gran convulsión social con la transición democrática que marcó nuestra adolescencia. Yo tenía 17 años. Era la época del Salón Parroquial, del cine fórum en el Capitol, de las verbenas en el barrio alto y luego en la calle Romo. Luego vino la etapa de la discoteca Nova y después me fui a estudiar Magisterio en La Línea.

Primer plano de Ricardo Gómez. Foto: Manolo Glez

Toda una vida dedicada a la enseñanza. ¿Cómo y por qué se decanta por la docencia? 

En principio yo lo que quería estudiar era periodismo en Madrid, pero como decía mi padre “a la beca había que arrimarle una vaca”. Magisterio también me atraía y tenía la oportunidad de estudiarlo en La Línea y así compaginarlo con mi trabajo en la discoteca como animador y DJ.

En su carrera como docente, llegó a dirigir la Escuela de Adultos Xemina durante más de treinta años

Comencé en educación de adultos en 1984, en el Ceper Xemina junto a Andrés Beffa. Han sido miles los alumnos y decenas los profesores que han pasado por Xemina en estos 33 años en los que he dirigido el colegio de adultos. Al principio trabajábamos campañas de alfabetización con talleres artesanales. En aquellos primeros años teníamos en nuestras aulas talleres de corte y confección, de palma y pleita, y además elaborábamos el producto típico de Jimena, el piñonate. También se podían ver los ensayos de las primeras agrupaciones del Carnaval de Jimena. Luego se daban clases hasta de carnet de conducir. Fuimos ofertando clases de informática, idiomas, interculturalidad, preparación para el graduado escolar o para el acceso a la Universidad. Lo que más atraía a nuestros alumnos eran los viajes. Recorrimos toda Andalucía, Valencia, Madrid, Mallorca, Tenerife o Lisboa entre otros muchos destinos. Fue una época muy bonita con proyectos como El Riquitrun, La Embarrá o Jimena Jazz con José María Gómez “El Yiyo”, Pepe Quirós” o mi hermano “Juampi”.

Ricardo Gómez, junto a su mujer, en una foto de Manolo Glez

Y entonces puso en marcha el blog Tiojimeno. ¿Cómo surge este proyecto?

Antes del blog Tiojimeno hicimos El Riquitrun en la emisora municipal Onda 4 Jimena. Era un informativo semanal en directo de tres horas que cada sábado escuchaba todo el pueblo. Luego participé en la primera etapa del diario Europa Sur con Juan José Tellez. Y también editamos la revista semanal El Paseo, de la que llegamos a lanzar 187 números. Siempre eran proyectos colaborativos y muy populares. Tiojimeno fue el paso lógico del papel a la red, empezó como un blog personal y se convirtió en el medio de información y debate local. En Jimena no había prensa local, emisoras de radio, ni televisión. Así que cubrimos ese hueco informativo que demandaba noticias locales aprovechando la novedad del formato y basándonos en la creatividad y la inmediatez. Antonio Sierra y Pedro Gallego eran mis compañeros de aventura, y sin ellos aquello no habría funcionado. Aunque también teníamos colaboradores en todos los rincones. Nos caracterizábamos por nuestra pluralidad, nuestra libertad de expresión e independencia. Logramos más de diez millones y medio de visitas en el histórico total. Fue una etapa apasionante.

En estos momentos, desde la capital malagueña escribe en Aumor ¿En qué proyectos anda inmerso ahora mismo?

Hace dos años me fui a vivir a Málaga. Allí trabajo en La Trinidad, un barrio muy popular con gente sencilla y agradable. Ya es mi segundo curso y estoy muy contento. En Málaga he creado un nuevo blog bastante más personal: Aumor. Ya tiene más de 10.000 entradas publicadas y 800.000 visitadas en el histórico. Es una agenda cultural malagueña con el toque personal de lo que a mi me gusta: arte, música, cine, teatro, prensa y muchos museos. 

También es un gran aficionado al flamenco. Ha presentado en varias ocasiones el festival flamenco de la Estación de Jimena.

Lo del micrófono siempre ha ido conmigo ya sea en Carnaval, festivales o ferias. Cuando falleció José María Macías alguien tenía que dar un paso adelante, me lo ofreció Pascual Collado y me lancé. Yo venía de la organización del Festival Internacional de Música de Jimena donde presenté a artistas de la talla de Paco de Lucía, Richard Bona, Chucho Valdes, Chano Domínguez y Jorge Pardo, Miguel Poveda, Pasión Vega, Mariza, Carmen París, Mercedes Peón y un largo etcétera. 

Brazo tatuado del autor de Tiojimeno. Foto: Manolo Glez

¿Y qué nos puede contar de la película de Jimena?

El 11 de septiembre de 2010 cumplí uno de mis grandes sueños: proyectar la película Los tres etceteras del coronel en el mismo escenario jimenato donde se rodó entre los años 1959 y 1960. Llevaba décadas detrás de la película, había recopilado montones de fotos que luego publicamos en el libro Retratos de Ediciones Oba, había viajado a Madrid, Valencia, París y varias veces a Roma donde encontré revistas de la época, fotogramas sueltos y, por fin, la única copia en celuloide que existía. Conseguí el cartel en Sitges. Implicamos a la Filmoteca de Andalucía. Creamos hasta un grupo pro ETC con el objetivo de restaurar la copia en Cinecité mediante un convenio con “Los Amigos e De Sica”, y cuando ya casi me había rendido apareció una copia francesa que fue la que proyectamos en Jimena. Vitorio de Sica, Anita Ekberg, Fernando Fernan Gómez o María Cuadra volvieron a rodearse de los cientos de extras locales que participaron en el rodaje de la película de Boissol. Y muchos jimenatos se vieron en la pantalla con cincuenta años menos.

Su lugar y plan favorito en Jimena

Jimena tiene muchos lugares memorables: el río Hozgarganta, un baño en el Quiñones o en el Tragante, subir al Molino de San Francisco, pasear por la Verea Real o vislumbrar el castillo desde las Asomadillas. Si tengo que elegir un sitio para relajarme ese es sin duda El Anón, es mi santa santorum. Si no has estado en una de las terrazas de El Anón con un libro, un café y buena música, entonces es que no eres de Jimena.

Unas palabras para los vecinos de Jimena

Simplemente decirles que, aunque ahora estoy fuera, aquí sigo para lo que les haga falta. Hay muchos jimenatos con los que sigo conectado por medio de las redes sociales. Sigo conectado al día a día del pueblo. A los jimenatos les diría que disfruten de Jimena, de su naturaleza, de su historia, de sus rincones y sobre todo de su gente. Jimena son los jimenatos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here